Para el 2018, el portal inmobiliario Lamudi, estimó que los mercados consolidados de la Zona Metropolitana del Valle de México (que incluye a la Ciudad de México y el Estado de México), Puebla, Querétaro y Jalisco continuarán una dinámica de crecimiento tanto de oferta como de demanda.

Esto, expuso, gracias al ritmo, equilibrio y profesionalización de los sectores inmobiliarios locales, destacó en un comunicado.

Luego de un primer semestre que calificó como positivo, dijo que el próximo año significará en la Ciudad de México la continuidad del proceso de reconstrucción que se vive desde el sismo del pasado 19 de septiembre.

A partir de dicho proceso, se hace más que necesario implementar nuevas políticas de construcción en donde las áreas de emergencia y los estudios de suelo sean focos de atención primordiales, reiteró.

Precisó que a la par del buen comportamiento que se espera tengan los mercados consolidados, los mercados inmobiliarios emergentes de Yucatán y Quintana Roo se coloquen como dos de los puntos con mayor inversión del 2018.

Además, se espera que otros estados y ciudades de la República comiencen a sumarse a la lista de nuevos mercados inmobiliarios fuertes y en crecimiento.

Puntualizó que para el próximo año la vivienda en renta será uno de los grandes retos pues se requiere del desarrollo de más oferta de este tipo a medida que las dinámicas habitacionales de las nuevas generaciones cambian y posicionan el alquiler de departamentos como una tendencia inmobiliaria de alta demanda.